Hakuna MATATA

12 Abr

¡Por fin en casa! Esta semana santa me he ido a Sudáfrica con mi familia. He flipado: ¡no sabía que eso era TAN pijo! Bueno, a ver, es verdad que hay MISERIA por todas partes. Pero, claro, te hablan de África y ¡piensas que todo va a ser tipo documental de la 2! Pero flipa: ¡habían mas rubios que en California y mas casoplones que en Silicon Valley!! Bueno, aunque viven atrincherados y parecían mas bien guetos que otra cosa. Pero nada que ver con lo que me esperaba.

Los primeros tres dias nos fuimos de safari y venga a ver animalitos y dormir entre mil bichos. ¡Una PESADILLA!! ¡Una elefanta nos intentó atacar y casi me MUERO! En serio, ¡qué mala leche! ¡Lo de Dumbo es un mito!! Yo a partir de ahora como mucho voy al zoo, que ahí los animales, mas que miedo, dan mucha penita de lo tristes y domesticados que  están.

Luego fuimos a ver una reserva de leones. Total, que me emociono como una PAVA al ver a los cachorrillos y me voy directa tocarlos. Y, pavo, flipas que de ositos de peluche ¡nada de nada! ¡Son mas ásperos que una SPONTEX y tienen las uñas como autenticas CUCHILLAS! Salí de ahí que parecía que me hubiese puesto a hacer manitas con FREDDY KRUGUER. ¡Qué pupa!

Al tercer día nos fuimos a  dar una vuelta en coche (blindado) por Johannesburgo! El guía nos mete por la ciudad que parece una mezcla de Nueva York y Gotham City y nos dice que aquí esta escondida la gente MAS peligrosa de toda África. Y yo pensando: ¿PAVO, se te va la olla o qué? ¿Y para qué nos traes? !!Qué tipo de morbo es ese!! ¡Que con el Safari ya tenía el cupo de sustos completo! Pues sí, y el guía emocionado, explicándonos que si matan a tanta gente al año, que si aquí la vida no vale nada. Y yo mirandolo en plan ¡Pavo SÁCANOS de aquí YA!!!

Luego, para mas inri, nos llevan a una mina de oro en plan atracción de feria. Bajamos en un ascensor no menos de un kilómetro y me empezaron a entrar los siete males: ¡era como estar ENTERRADA en vida! Pavo, qué CLAUSTROFÓBIA. Y encima en un momento dado se apaga la luz del ascensor y empiezas a notar como todos los turistas se pegaban a MÍ, ¡te lo juro! Me vino a la memoria un día en que al primo de la Patro le dio por jugar al escondite en su casa simplemente para aprovechar a tocarnos el CULO! ¡La Patro se pilló un puteo que ya ni le habla!!  Y es no que no fue cuando éramos niños, ¡NO! ¡sino el verano pasado!

Total, una vez llegamos a un kilómetro bajo el suelo por fin nos dejan salir del ascensor. Y nos enseñan como extraen el oro y todo eso! Osea, pavo, ¡ahora entiendo su precio! Vaya trabajo mas ….osea, ¡CANSINO! Y luego nos explican que los mineros tenían su propio lenguaje porque aquello era multicultural, como la ONU, o como el Raval!! Y pensé: ¡me parece ideal! ¿Sabes? Pavas, ¡a partir de ahora vamos a inventarnos nuestro PROPIO idioma!! En plan SÚPER EXCUSIVO.

Osea, para resumir: ¡muy heavy el viajecito a Sudáfrica! ¡Casi me muero del ESTRÉS entre leones asesinos, barrios chungos y minas de oro. Papi, desde aquí te lo digo: ¡el próximo viaje a las Seychelles! A ponerme morenita y a relajarme debajo de un cocotero, que a MI tanta vida al límite me SUPERA. ¡Ahora mismo llamo al spa porque en serio que NECESITO un masaje desestresante!

PD: ¡Pavas nos vemos ya y me contáis que tal vuestros viajes!! Ademas os he traído un regalito ¡Si es que soy TAAAAAN MONA!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: